Diversifica para reinventar tu negocio

Centro de Negocios Terramar en Benidorm (Alicante) te

Los tiempos cambian y con ellos las fórmulas para hacer empresa. Las nuevas demandas del mercado y de los clientes deben guiar la reinvención de la compañía.

Si lo que buscas son resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Como muestra, Starbucks, que en 2008 se reinventó para evitar la quiebra. Su presidente y consejero delegado, Howard Schultz, decidió cerrar temporalmente las 7.100 cafeterías que en ese momento tenía la marca en Estados Unidos para reenfocar su estrategia. Ese año, después de tres décadas de éxito, Starbucks anunció pérdidas. Un asunto que debía resolver antes de perder el timón. Mejoró el sabor y la consistencia del café, se realizó una macrocampaña educativa para los empleados de la empresa que les hiciera partícipes de la comunidad corporativa y se puso en marcha un plan de fidelización para la plantilla en el que se ampliaron los beneficios sociales. También se cerraron 800 establecimientos y se despidió a miles de trabajadores. Muchas tiendas fueron rediseñadas y se pusieron en marcha procesos para mejorar la fabricación de los productos.

No fueron los números, sino la intuición, lo que le indicó a Nicolás Rodríguez, CEO de Haricaman, que tenía que cambiar su compañía. Y no fue una, sino dos veces las que Rodríguez se arriesgó. En cuanto tomó el mando de la empresa familiar, en 1992, decidió revolucionar la fábrica que hasta ese momento sólo vendía harinas a panaderías, pues sabía que sólo con esa línea de negocio la empresa no tardaría en morir. Comenzó a fabricar harinas envasadas que distribuye, entre otros, a El Corte Inglés, Makro, Lidl y Alimerka.

Hace cinco años decidió hacer otra transformación para seguir creciendo. Tenía una cuota de mercado del 90% en la venta de harinas envasadas a los gigantes de la alimentación y sabía que había tocado techo. Creyó que la mejor manera de ofrecer un producto diferenciado era apostar por la tecnología e invirtió en maquinaría suiza, con la que fabrica pan rallado y picatostes que vende a la práctica totalidad de los clientes a los que distribuye la harina envasada; y también tiene controlada la modificación molecular de la harina para fabricar productos non food con calidad alimentaria como, por ejemplo, el papel orgánico recuperado que está en contacto con alimentos.

“El secreto está en mejorar e ir hacia delante. Y lo recomendable es invertir en tecnología para destacar de la competencia”, asegura Rodríguez. La sociedad está cambiando y el mundo de los negocios no es ajeno a esta transformación. Bien lo sabe Santiago Rey, fundador de Yporquenosolo.com, una agencia de viajes online cuyo único requisito es que sus clientes tienen que viajar solos. Rey, que había pasado su vida profesional organizando viajes en grupo, se dio cuenta de que necesitaba cambiar de estrategia para sobrevivir en el sector del turismo.

El artífice de Yporquenosolo.com opina que todo negocio debe estar en constante renovación: “No es cuestión de levantarse un día y decir voy a reinventarme porque si lo haces de esta manera lo más normal es que hagas algo extraño, con prisas y sin sentido”. Rey cree que más que renovarte debes mejorar. “Yo, siempre que puedo, viajo en un grupo de Yporquenosolo para averiguar en qué estoy fallando y en qué tengo que progresar”, añade. José Díaz también ha vivido la necesidad del cambio. Ha trabajado toda su vida en discográficas y ha contemplado la degeneración del negocio. Por eso ha puesto en marcha Mola.Fm, una plataforma de crowdfunding.

Fuente: http://www.expansion.com/2013/07/25/emprendedores-empleo/emprendimiento/1374769694.html