Puedes producir más trabajando menos horas

Centro de Negocios Terramar en Benidorm (Alicante), les invita a leer esta interesante noticia a cerca de la producción.

España se sitúa en el reducido grupo de países que han aumentado su productividad. La caída de dos puntos de los costes laborales unitarios anuales entre 2010 y 2012, y 4,4 puntos respecto a sus socios comerciales son, según el informe anual de Banco de Pagos Internacionales (BPI), algunos de los motivos que han inclinado la balanza de la productividad a nuestro favor.

cospaces  benidorm producir más trabajando menos

En esta terrible ecuación, de la que a menudo depende el futuro de una organización, se trata de producir más con menos recursos, de ser más eficiente. Para enfrentarte a este desafío debes interiorizar los conceptos y poner todos los medios a tu alcance para aportar más en menos horas y con el mínimo esfuerzo. La autogestión es tu mejor aliada y las recomendaciones de los expertos el principio:

1.Cambia el concepto. Jaime Bacás, socio director de Atesora, afirma que el comienzo para ser más productivo consiste en sustituir el término ‘trabajar’ por ‘conseguir’: “Voy a mi empresa a conseguir, suena mejor y emocionalmente es más positivo. Es un cambio de paradigma, porque trabajar significa hacer cosas y se relaciona con el desempeño. Mientras que conseguir tiene que ver con lograr, aportar valor y resultados”.

2.Objetivo. La propuesta de José Pedro García, coach y director de la Universidad de la Buena Vida –imparte formación para explotar el talento de emprendedores y profesionales–, es superar pequeños retos: “Tener muy claro qué se quiere conseguir en el futuro más próximo y asumirlo como una prioridad es la estrategia. La consecución de resultados inmediatos genera una satisfacción que anima al profesional a realizar el resto de las tareas diarias”.

3. Concentración. Céntrate en una tarea antes de enfrentarte a la siguiente, cierra frentes. García recomienda marcarse un orden del día y ser muy riguroso en la realización de cada una de las actividades que componen la jornada. “Hay que establecer prioridades y ser muy estricto con el orden que se ha marcado”.

4.Acción. Bacás insiste en el valor de la acción. “Una persona que no para ni un minuto de hacer cosas que aportan poco valor es poco productiva. Resulta clave seleccionar aquellas acciones que más impacto tienen y ejecutarlas”, afirma. García recuerda que “centrar el foco en el 20% de las acciones puede generar el 80% de los beneficios”.

5.Autocontrol. Procura tener bajo control todo aquello que pueda distraer tu atención de forma inesperada: una llamada telefónica, el correo electrónico, mensajes o interrupciones de compañeros. “Sorprende comprobar cómo media hora sin consultar compulsivamente el e-mail puede ser muy productiva. Tampoco es necesario responder siempre al teléfono: si no es realmente urgente, siempre se puede devolver la llamada cuando hayas terminado no lo que estás haciendo”, asegura García.

6.Qué es lo importante. Si no eres capaz de diferenciar lo que realmente es prioritario, Bacás propone disponer de objetivos SMART: “Specíficos, Medibles, Ambiciosos, Realizables y enmarcados en un Tiempo”. Este experto en productividad personal señala que “como la mayoría de la población no dispone de criterio de selección, hace cosas pero apenas entregan valor, es decir, son poco productivas”.
Fuente: http://www.expansion.com/2013/09/09/emprendedores-empleo/desarrollo-de-carrera/1378747221.html