El nuevo reto de las empresas españolas: facturación electrónica

la facturación electrónica es una realidad en las pymes españolas

La digitalización del mundo empresarial es ya una realidad y los negocios tanto online como offline necesitan adaptarse a estos nuevos tiempos si no quieren quedarse atrás en esta nueva realidad 2.0.

Los últimos datos de Estudio Seres de implantación de la factura electrónica arrojan que el pasado año el número de documentos procesados a través de este método fueron 155.656.072 que superó en un 32% a los datos obtenidos en 2016.

La gestión de los trámites a través de esta plataforma dio como resultado un ahorro de más de 775 millones de euros además de que con acciones como esta, se está contribuyendo a un desarrollo más sostenible del planeta y a un mayor compromiso medioambiental ya que es significativo el ahorro de papel.

No sólo la Administración ha contribuido a estos grandes resultados sino que también cada vez son más empresas las que incluyen este método de facturación para cumplir con la obligatoriedad de  con la AEAT.

Con las empresas en la voluntad de sumarse al cambio de sistema de facturación, ahora la pelota está en el tejado de los bancos que deben subsanar los errores de la banca digital para que gestionar estos trámites sea más ágil de lo que lo es hasta el momento. Avanzar en temas de seguridad es vital así como otras cuestiones como la de autentificación de identidad del usuario, transacciones etc. en conjunto, una serie de acciones sobre una estrategia que ofrezca al usuario una experiencia de compra más satisfactoria  y que, con ello se eviten las largas esperas en las formalidades burocráticas que es lo que el usuario está esperando.

La factura electrónica es ya una realidad en muchas empresas españolas

En este sentido, José María Martín, CEO de Paymatico añade que al incorporar una empresa este sistema de gestión automatizado no tiene que preocuparse por si la entidad con la que trabaja dispone o no de banca online y centrar así los esfuerzos en la negociación de financiación, lo que, a medio plazo no supondrá pérdida de oportunidades de negocio.

Por lo tanto, el reto de las pymes en el futuro debe ser gestionar la economía de esas “facturas 2.0” de manera digital si no quiere perder oportunidades de negocio en un futuro.

Desde Terramar Centro de Negocios, esperamos que esta información haya sido de su interés al mismo tiempo que les invitamos a visitar nuestra web en el caso de que estén buscando una oficina de alquiler en Benidorm o alrededores. Del mismo modo les recordamos que si su empresa requiere de oficinas compartidas, puede visitar la web de Co-spaces donde encontrará información acerca de las condiciones del espacio coworking dentro del Edificio Terramar.

 

Fuente: Tu Economía (La Razón)