¿Qué debo medir para impulsar los resultados de mi negocio?

Saber analizar tus KPI te ayuda a tomar mejores decisiones

¿Qué debo medir para impulsar los resultados de mi negocio?

En muchas ocasiones desconocemos aquellos datos que nos está ofreciendo nuestro negocio y que debamos saber interpretar de cara a la toma de futuras decisiones. A lo largo de este post vamos a repasar cuáles son los más importantes y nos van a servir para aumentar los beneficios de nuestra empresa, a fin de cuentas, llevar a cabo una buena gestión de esos datos.

Es imposible hablar de métricas sin acordarnos del término acuñado y puesto de moda por las startups llamado KPI (en inglés Key Performance Indicator), lo que en español vienen a ser las métricas o datos obtenidos en nuestro negocio.

Y es que métricas hay y ha habido siempre en cualquier tipo de empresa, es decir, todo los empresarios conocen cuáles de sus productos se consumen más y cuáles menos, qué aspectos de se deben de mejorar teniendo en cuenta el buzón de sugerencias etc. que con la llegada de las nuevas tecnologías es mucho mejor cuantificable. En una época en la que la mayoría de las empresas tienen acceso a estos datos, lo importante, según Eric Mass, director de compras y operaciones de Ayming, es saber interpretar dichos datos.

Por ello es importante no centrarse tanto en cuanto se vende o se deja de vender, sino por que pasa eso, si es por un aumento en las búsquedas en internet de tu producto, el impacto de cierta campaña publicitaria…

Hemos de centrarnos pues en las cosas por las que se están dando los resultados más que en el resultado en sí. Por ejemplo hay entidades financieras que están mirando con mucha atención el dato de recomendación de sus clientes a otros conocidos, una KPI estrechamente relacionada con la imagen de la entidad por lo que es en ese aspecto en el que deben hacer hincapié para ser más recomendados por sus clientes.

La importancia de saber interpretar las métricas

Como expone Javier Megías, CEO de Startupxplore, los indicadores te pueden avisar de problemas que ni siquiera sabías que tenías y responsabiliza a la empresa de saber cómo atajar ese problema, y pensar una solución viable a ese conflicto.

Megías también insiste en comparar las métricas con la propia empresa y con el mercado, ya que no podemos estar intentando mejorar nuestra tasa de conversión y emplear esfuerzos sólo en esa métrica porque la consideremos baja si en comparación con el mercado es una cifra buena. En ese caso sería una opción abrir otras líneas de negocio o de productos.

Relacionar datos y objetivos es la clave para analizar los KPI adecuadamente

Analizar un solo indicador es tremendamente complicado pues en él influyen muchas otras variantes que previamente hay que saber relacionar. Saber a qué cifras debemos llegar para mantener la viabilidad de nuestro negocio y asegurar su continuidad, tener consciencia de cuánto debemos vender y a qué precio para alcanzar esas metas económicas y conocer si son alcanzables o no, por ejemplo si ya sabemos la tasa de conversión de nuestra empresa es fácil determinar los demás datos hasta llegar al cumplimiento (o no) de nuestro objetivo inicial.

En el caso de que la empresa sea de reciente creación, debemos prestar mucha atención a los datos de aceptación de nuestro producto o servicio entre los consumidores al que con la publicidad y la viralidad de las campañas en redes sociales es fácilmente cuantificable.

En definitiva debemos saber qué datos son importantes para cada tipo de negocio e intentar llegar siempre al inicio de la causa que originó ese dato para tener una mejor perspectiva de nuestro producto o servicio en el mercado y de cómo tomar decisiones mejores para nuestra empresa.

¿Busca oficina en la zona de Alicante? En Terramar Centro de Negocios disponemos de oficinas y despachos de alquiler en Benidorm. Visite nuestra web donde encontrará información de todas las instalaciones que podemos ofrecerle.

 

Fuente: Revista Emprendedores