Negocios tradicionales: tiendas de artículos de segunda mano

El comercio de segunda mano es reacio a la digitalización

Uno de los sectores que menos está experimentando un cambio hacia lo digital es el del mercado de segunda mano. Se trata de pymes y microempresas que tienen como producto artículos de segunda mano. Estas empresas no digitales son reacias a la creciente digitalización en el mundo empresarial y algunas de ellas están en peligro de desaparición.

Uno de los problemas principales que estos establecimientos se encuentran ante la incipiente crecida del uso de internet es la competencia con las webs de segunda mano que han ido surgiendo estos últimos años. También las apps como wallapop, negocios a los que directamente podemos acceder a través de nuestro escritorio móvil, están haciendo mucho daño a estas empresas que a duras penas resisten a los grandes portales de compra venta.

España además carece de una cultura de este tipo de artículos que sí hay por ejemplo en países como Reino Unido, donde este movimiento es conocido como “upcycling”, que viene a significar comercio sostenible.

En este sentido y para intentar la captación de clientes, estas pymes españolas deberían adentrarse de lleno en el mercado de internet para tratar de llegar a más clientes y realizar una inversión en publicitar sus productos, algo que con el escaso presupuesto con el que estos comercios cuentan, se antoja imposible.

Dichas tiendas siguen confiando en su público más fiel y culturizado y concienciado con este movimiento sostenible o, que simplemente les gusta este tipo de comercios. En concreto, el perfil de clientes potenciales que acceden a este tipo de tiendas suelen ser jóvenes de 30 a 35 años que buscan un producto exclusivo o descatalogado que difícilmente van a encontrar en un comercio convencional.

Causas del descenso del mercado de segunda mano

Desde 2011 este sector está protagonizando una de las caídas más importantes en comparación con otro tipo de comercios. Como hemos comentado anteriormente, el aumento de plataformas online dedicadas a la compra venta de artículos de segunda mano sigue siendo el principal factor por el que muchas empresas han experimentado un descenso en las ventas.

Plataformas que permiten la venta de productos de manera geolocalizada como wallapop supone una gran competencia en cuanto a visibilidad de productos.

Por lo tanto, el éxito de estos modelos de negocio no radica tanto en la publicidad online y en medios sociales sino en el boca a boca y las recomendaciones de los consumidores especializados que sí tienen la cultura del consumo sostenible que hay en el norte de Europa.

También es cierto que este tipo de tiendas suele tener más aceptación en ciudades grandes, donde el público “hipster” es mayor. En este sentido, Madrid y Cataluña lideran la tabla de provincias con más porcentaje de existencia de este tipo de comercio.

Negocios que innovan

Un ejemplo de esta tipología de tienda, lo encontramos en Madrid con Vintalogy, un comercio dedicado a la venta de artículos de segundo uso que apuesta firmemente por la sostenibilidad  y por los productos singulares y originales. El éxito de esta tienda se debe a que estamos ante un modelo de negocio innovador que hace hincapié en la experiencia de venta como valor añadido de compra ofreciendo conciertos en directo y ocio dentro del espacio físico del comercio.

Esperamos que esta información haya sido de su interés y les recordamos que si tienen la intención de alquilar un local comercial en la zona de alicante, puede visitar nuestra web donde encontrará información de nuestros espacios disponibles.