El sector inmobiliario, una oportunidad para emprendedores

el sector inmobiliario es una oportunidad para emprendedore

Con la recuperación de la economía y la subida exponencial de las rentas de alquiler, sobre todo en las grandes ciudades, cada vez son más las empresas que nacen con el espíritu de generar valor al cliente, prevaleciendo por encima de comparar precios.

Según Juan Fernández-Aceytuno, consejero delegado de Sociedad de Tasación, estamos en una época de hacer balance de las necesidades del sector, de observar y analizar el panorama inmobiliario para detectar nuevas oportunidades en el horizonte etc.

A continuación vamos a ver una serie de claves que sin duda pueden marcar el futuro o, por lo menor marcar hacia donde ir y en qué nos debemos centrar para obtener el mayor porcentaje de éxito con nuestro proyecto inmobiliario.

Pensar en el cliente

Desde el punto de vista inmobiliario, a veces es complicado detectar quien es nuestro cliente. En un mercado tan saturado y con tanta oferta y alternativas de portales inmobiliarios, hemos de centrarnos en el comprador de vivienda, ofreciéndole iniciativas y herramientas que le faciliten la vida a la hora de elegir. Herramientas dedicadas exclusivamente para el comprador conseguirán diferenciarse y encontrar nichos de mercado que hasta el momento está poco desarrollado.

Big Data y digitalización

En los últimos tiempos venimos escuchando con fuerza la irrupción de startus que centran su actividad dentro del mercado inmobiliario, el movimiento conocido como Proptech. Todo ello aportando el valor añadido que supone tener acceso a datos que nos ayuden en la toma de decisiones a la  hora de analizar riesgos, evaluar la eficiencia de inmuebles etc. que conseguimos gracias a la tecnología.

Bien es cierto que este es todavía un mundo por explorar que está llenando de innovación un sector que no ha sido tradicionalmente tecnológico. Todavía no sabemos hasta donde se puede llegar pero es necesario tener siempre presente nuestro objetivo principal que  es mantener al cliente como eje principal de nuestro negocio.

El internet de las cosas

La falta de suelo, el auge del turismo vacacional y la conservación de los edificios emblemáticos hacen que tengamos que echar mano de la tecnología para servicios inmobiliarios así como a la hora de construir y hacer seguimiento de los proyectos.

Está claro que el futuro pasa por apostar por lugares inteligentes y eficientes energéticamente. El reto entonces será hacer inteligentes las viviendas ya construidas e ir poco a poco contruyendo barrios y ciudades inteligentes.

Orientarnos al sector logístico

Por último podemos intentar enfocar nuestro negocio en el sector de la logística que cada vez demanda más espacios en el interior de las ciudades. Esas empresas están demandando espacios cada vez más cercanos a sus clientes por lo que puede ser un nicho a explotar lugares clave como consignas dentro de centros y locales comerciales de gran afluencia o incluso en el portal  de casa.

Fuente: Revista Emprendedores Octubre 2018